Skip to Main Content

Atención de los Afiliados

Directivas anticipadas

Es importante que nuestros afiliados participen activamente en tomar las decisiones de atención de su salud. Quizá sea algo difícil de considerar, pero su ser querido debiera decidir cuáles son sus preferencias de atención de la salud si se enferma demasiado como para tomar esas decisiones.

Hable con su ser querido acerca de preparar un testamento en vida o designar a un apoderado legal. El Equipo de Atención y los médicos de atención primaria del afiliado o afiliada pueden brindarle esta información.

Obtenga más información sobre la planificación de sus directivas anticipadas.

Cuándo comunicarse con su Administrador de la Atención

El Administrador de la Atención de su ser querido está ahí para apoyarle a usted y es una parte importante del Equipo de Atención. Son muchas las razones por las que podría necesitar estar en contacto con él o ella. Algunos ejemplos de cuándo debiera llamar al Administrador de la Atención son:

  • Un cambio en el padecimiento
  • Una visita a la sala de emergencia u hospitalización
  • Caída o lesión
  • Una infección de las vías urinarias (urinary tract infection; UTI)
  • Si no se le están brindando todos los servicios acordados
  • Un diagnóstico o medicamento nuevos
  • Asistencia para encontrar o cambiar de proveedor
  • Dificultad para hacer una cita
  • Un cambio en los arreglos de vivienda o trabajo de la persona a quien cuida
  • Necesidad de capacitación adicional
  • Equipo médico duradero (Durable Medical Equipment; DME) que necesita repararse o reemplazarse

Cuándo ir a la sala de emergencias

Una situación de emergencia es cuando la vida pudiera estar en peligro. También es cuando una persona podría resultar permanentemente lesionada o discapacitada de no obtener atención.

Ejemplos incluyen:

  • Problemas para respirar
  • Dolor de pecho severo
  • Sangrado severo
  • Cambios repentinos en la habilidad de moverse, hablar o sentir sensaciones en un brazo o una pierna
  • Envenenamiento
  • Desmayos
  • Cambios repentinos en el estado mental
  • Toser o vomitar sangre
  • Aparición repentina de un dolor de cabeza severo, especialmente “el peor dolor de cabeza de su vida”
  • Pensamientos suicidas u homicidas
  • Vómitos o diarrea severas
  • Emergencia de salud conductual

Las lesiones severas también requieren atención inmediata. Por ejemplo, a:

  • Quemadas
  • Cortadas
  • Hinchazón o dolor extremos en una articulación
  • Fracturas

Si se presenta una situación de emergencia, vaya a la sala de emergencia más cercana. Si la persona no puede moverse o si no puede moverse a la víctima en forma segura, llame al 911.

Cada vez después de recibir atención, su ser querido debiera llamar a su médico en un plazo de 24 horas y programar una cita de seguimiento.

Si el padecimiento requiere tratamiento en un plazo de 24 horas, pero no amenaza la vida, visite un centro de atención urgente o llame a su médico para obtener consejo y hacer una cita.

El relevo

El cuidar a un ser querido puede sentirse como un trabajo de tiempo completo; en ocasiones, todos necesitan un descanso. Esto puede ser útil para que usted y la persona a quien cuida tengan tiempo para conectar con otras personas y volver a “cargar la pila”.

El relevo varía desde un descanso de 30 minutos hasta una breve vacación. Llame al Administrador de la Atención de la persona a quien cuida para obtener más información o para explorar las opciones mediante la Agencia para Personas de Edad Avanzada de su área local.